lunes, diciembre 03, 2012

Ruta Homenaje a Valentín García Vioque “El Rey de la Montaña”

Ruta Homenaje a Valentín García Vioque “El Rey de la Montaña”
Ascensión al Huma “La Montaña Mágica” desde El Chorro
Entorno: Paraje natural Desfiladero de Los Gaitanes
Pueblo de referencia: Ardales, Álora o Valle de Abdalajís. 
Distancia aprox. unos 15 km optando por la versión circular para el regreso por el corredor del Sabucón.
Desnivel aprox. 1.000 m,
Punto de partida: Poblado del Chorro (230 m)
Punto mas elevado: Monte Huma (1.191 m)
Tiempo aprox. 7-8 horas.
Nivel dificultad física: Alto
Nivel dificultad técnica: Medio
Tipo suelo: La primera parte discurre por pista forestal hasta que abandonamos el sendero del Haza del río a partir de ahí es sendero pedregoso y canchal en la zona de cumbre.
Mapa: 1.038 III, Ardales y 1.038 I, Pantano del Chorro
Fecha de realización: Sábado 1 de diciembre de 2012
Meteorología: El día anterior fue el mas frío del otoño, quedando todavía restos de nieve en la cumbre. En nuestro caso tuvimos cielos despejados y banco de nubes en el momento en que llegamos a la zona de cumbre con sensación térmica de 0ºC, en ningún momento del día se superaron los 10ºC al sol.
54 Participantes acudes fieles a esta ineludible cita desde todos los rincones de Andalucía: Además de los ya mencionados desde Huelva, el punto mas lejano llega Teresa “La Doctora Quinn”. Desde distintas localidades de la provincia de Cádiz: “Los Senescales de la Bahía” Manuela y Rei, Migue “El maestro Jedi”, Inma “Ojos de Gata” con su chico y Juanlukita. Desde Granada: Yoli “Como corre” y Darío “El Magnífico”. Desde Córdoba: Mª Luisa “El Duendecillo de Sierra Horconera” y Héctor “El Caimán de Puente Genil”. Desde Sevilla: “El Indomable Jaime”, Javi García “National Geographic” con un nuevo discípulo. Mª del mar “Wendy”, Juan Enrique “El Profeta de Nervión”, Paco “Maravillas” con su pequeña Claudia, Juanjo “JJ” y Rafa Sancho “El capitán de Fragata”. Desde Ronda: Rafa Márquez “El Aristóteles de la Senda”, Don Fernando “El Diácono”, Javi, Herminia “A Meiga da Rías Baixas”, María Ortiz, Nieves Lobato, Eva “La Artista” y Jorge “Aterriza como puedas”. Desde Casarabonela: La “Rosa de la Comarca”, Lourdes y Juan “El Coloso de Casarabonela”. Desde Campillos: Fran “El Flamenco de la laguna de Capacete”. Desde distintos puntos de la Costa del Sol: Manolo “El Tritón o Cartógrafo de su majestad”, Ani “la Teniente O´Neil”, Paco “la Ardilla del Pinsapar”, Brida “La Suiza sin reloj”, “La Imparable Rosa”, su sobrino Alberto, Fran “Trinomio”, José Antonio Luque “El Vigilante de la Playa”, Juan Carlos “El Portador del Anillo”, Paqui “La Reina del Chocolate”, Silvia “Silvestre”, El Doctor Leal, Paco Jaime “El sabio de Hortaleza”, Patri “La Chica que miraba a las Estrellas”, Migue “El Hombre que sabía demasiado”, Eduardo “El Profe”, Eduardo “El Padre Carras” y otros compañeros a los que mi mal trecha memoria no llega a recordar en este momento completando hasta un total de 54 corazones, latiendo al mismo compás, que por distintas razones, irán quedando atrás, pero volviéndonos todos juntos a reencontrar al final del camino.
Nos encontramos en la histórica estación del Chorro, son las 9.30 de la mañana, la gran mayoría de compañeros que acuden prestos a la cita desde todos los rincones de Andalucía, han llegado ya y los que aún quedan por llegar ya hannotificado que están a escasa distancia. Reunidos todos por fin en el punto de encuentro e inicio de ruta, damos oficialmente la bienvenida y por supuestos muchísimas gracias por estar presentes en este homenaje que hoy rendimos a Nuestro Gran amigo Valentín García Vioque, el Retorno de Séneca, el Héroe del Puerto de la Refriega, ¡EL REY DE LA MONTAÑA!. Que hace pocos días conquistaba su cumbre mas alta. Hoy se han detenido todas las obras de un hotel en plena reforma, una flota de camiones con material de construcción que tenía previsto haber llegado hoy a Fuengirola, pospone el trabajo hasta el próximo lunes, porque el responsable de la obra ha querido que el mundo se detenga para estar aquí presente. ¡Ha venido hasta el Tritón!, ¡La Ardilla del Pinsapar!, ¡La Teniente O´Neil!...
Tus musas te buscan por todas partes, hasta el valle del Guadalquivir ha llegado hoy a buscarte “La Gacela de la Selva Negra” que ha perdido su alegría y gran parte de su energía.
“La Chica que miraba a las Estrellas” busca en el firmamento una constelación en forma de corazón. ¡La Náyade del Borosa! recorre los Cahorros del Chíllar, del Higuerón, del Patalamara, de Monachil, las pozas del río Verde o del Borosa donde te bañaste con tus musas mas hermosas. 
Tu “Curruca Silvestre” que hoy está aquí con nosotros, no canta, va vestida de negro y en su mirada triste y ausente se ve que te tiene muy presente. 
Tu fiel Chuky te sigue buscando por cada sendero intentando encontrar tu rastro y sabe que falta su querido amigo Valentín cuando ve tu asiento de copiloto vacío en el coche. Mas de cincuenta almas han querido estar presente y ¡vive Dios que a otras muchas les hubiera gustado estar, mas yo les traslado el mensaje que en mis oídos tú pareces susurrar: Tened por seguro que no hemos perdido un amigo, hemos ganado un ÁNGEL DE LA GUARDA, que siempre estará a vuestro lado cuando nos encontremos frente a los pasos mas complicados  en el camino de la Vida. Valentín os damos las gracias a todos los aquí reunidos y también a quienes no han podido venir pero que hoy están aquí con su cabeza, su corazón y en la mente siempre presente el recuerdo inolvidable de “El Rey de la Montaña”.
¡La muerte nos enseña a vivir!, y nos pone irremediablemente ante el misterio de la vida, nos impone silencio, vacío, reflexión…, ¿cómo es posible que se nos haya ido alguien tan fuerte como Valentín en tan poco tiempo?. Pero la Naturaleza es sabia y como tantas veces él nos recordaba: cada día que vivimos es un regalo, una oportunidad de ser mejores personas con nosotros mismos y con los demás.  Disfrutad al máximo de todo aquello que nos rodea como si cada día fuera el último. 
"El duelo nos enseña a vivir, es el precio que tiene el vínculo del amor, el amor por un ser tan querido como era Valentín". En el caso de Valentín pudimos vivir un duelo anticipado, antes de que la pérdida se produjera y aunque en teoría este hecho contribuyó a ir mentalizándonos. El caso es que llegado el momento, uno no se termina de hacer a la idea de que ya no esté con nosotros, cuando todavía conservas su número de teléfono en tu móvil, cuando todavía están tan recientes todas esas fotografías de las rutas que hemos tenido el privilegio de compartir con él. Que valor y que fuerza transmiten ahora todas esas fotos tan emotivas que estamos viendo estos días en Facebook y que emotivos los mensajes de tantos amigos, expresando cada uno a su manera su profunda tristeza y la certeza de que el que se había ido era UN GRANDE ENTRE LOS MAS GRANDES.
Pero es necesario aprender a vivir y aprender a morir y muy pocas son las personas que están preparadas para morir. Sin embargo, que magníficas lecciones de vida nos dio siempre Valentín y con qué TEMPLE, VALOR Y GALLARDÍA fue capaz de recibir a la muerte. Saliendo por la puerta del triunfo con las dos orejas y el rabo por la magnífica faena que bordó en el arte de vivir. Desde hacía algún tiempo y todavía en plenitud de su conciencia hasta expresaba su deseo de partir, pero su naturaleza fue tan fuerte hasta el final, que hasta “La Parca” tuvo que emplearse a fondo para trasladarlo en la barca de Caronte, donde nos podemos imaginar a Valentín, con el casco y el traje de neopreno intentando convencerlo para hacer una última sesión de rafting entre Benamejí y Palenciana.
Siempre nos quedará el consuelo de haberle demostrado en vida(y no sólo tras su desaparición), NUESTRO CARIÑO Y ADMIRACIÓN, cuánta ilusión le hizo aquella Fiesta Sorpresa que le prepararon sus amigos de Pasos Largos en diciembre de 2010, ¡que buen trabajo en equipo por parte de quienes allí estuvisteis!. ¡Que contento! se ponía cada vez que le hacíais entrega de aquellos álbunes de fotos con comentarios a pie de página. 
¡Que gran acierto! el de los amigos de GRUME al entregarle a Valentín en la Edición del Arco Calizo Central 2011, el Premio al participante mas veterano de la Historia de esta clásica. 
Y ¡que gran acierto! el de Pasos Largos al entregarle en la última fiesta Fin de Temporada “La bota de oro” al senderista destacado, no ya del año, sino probablemente del Siglo, que aún luce en su salón como si de la FIFA World Cup se tratara, junto a fotografías de toda una vida de pasión y de aventuras.
¡Que contento está ahora mismo aquí entre nosotros, no lo dudéis aunque invisibles ante nuestros limitados ojos, pero muy sonriente y con alas como tantas veces soñó, pues si ya en vida volaba imaginaros ahora hasta donde podrá llegar, ahora si que habrá cumplido su sueño de trasponer en Parapente Sierra Almijara de norte a sur, de este a oeste, de sur a norte y de oeste a este, todas las sierra de Málaga, ¡Hasta el infinito y mas allá!” .
Esta ascensión que vamos a realizar hoy era una de sus favoritas, y siempre nos decía que se sentía como pez en el agua en el Reino de las Piedras. Aquí nos ayudó a preparar las 4 últimas ediciones de la Travesía del Jurásico, en las que siempre estuvo presente, incluso un par de meses después de salvar el primer JAQUE AL REY, con su primer ictus en el zurrón, del que la mayoría de mortales no hubiéramos pasado o al menos hubiéramos quedado muy mermados. Pero él con su inagotable energía, vence o convence a la muerte para que le dé una prorroga y cual indómito guerrero, se presenta en la última Travesía del Jurásico para sorpresa de todos.
Y tras estas primeras palabras nos ponemos en marcha atravesando el poblado de la barriada del Chorro, como en anteriores ocasiones hicimos en su compañía. Al llegar a los primeros zig-zags del Camino del Haza del Río, subimos a su manera, como a él le gustaba, atrochando, bajo la sombra de los pinos que nos contemplan al pasar, frente a las impresionantes paredes de La Pedrera, que se alzan ante nosotros como si de la fachada gótica mas alta que hayamos visto jamás se tratara. 
Y por fin llegamos a la cerrada curva de la pista donde abandonamos la misma para coger el ramal del sendero que nos va a llevar hacia el paso de la Escalerillas Árabes. Justo donde comienza el sendero, a unos 20 m a la derecha del mismo, en una empinada ladera, nuestros expertos en botánica escogen el lugar mas propicio para plantar las dos encinas que con tanto cariño se han traído hasta aquí en su honor por parte de Rafa Márquez “El Aristóteles de la Senda”, 
la que se planta por encima de la retama que coincide con la trayectoria hacia una antigua torreta de electricidad y por debajo de la misma la de José Antonio Luque “El Vigilante de la Playa”, 
que con la fuerza de un león cava con el tremendo palaustre que nos ha prestado “Salva el Legionario”, ausente por trabajo, pero que también colabora de esta forma tan entrañable. 
El Doctor Leal que ha movido Roma con Santiago para estar allí presente es el que transporta el saco de 10 kg de mantillo de la máxima calidad que queda repartido entre las dos encinas, que son protegidas por un rudimentario muro de piedra a su alrededor y varias ramas con la esperanza de que agarren con fuerza y pasen desapercibidas para las cabras. ¡Qué Valentín las proteja y que cada vez que pasemos por allí nos acordemos de llevar una botellita extra de agua para regarlas! . ¡Si consiguen crecer con la mitad de su fuerza llegarán a convertirse en encinas centenarias!.
Momento propicio para volver a reunir al grupo y leer unas breves pinceladas dictadas por Valentín a su yerno Ángel (marido de Verónica) en 2010:
Año 1934, fecha de mi nacimiento en Villaviciosa de Córdoba: años convulsos y temerosos que dos años después se confirmaron con la tragedia de la Guerra Civil. Como es natural, con mi corta edad yo no viví estos temores. Yo sólo recuerdo, terminada la contienda, el dolor, el luto por los caídos, el hambre, la falta de casi todo…
Me sentía muy querido por mi familia y amigos, aunque le di muchos sustos ya que era el más travieso del mundo; la vida era para mí un desafío a la gravedad y a las leyes de la física: gatear, correr, saltar, subir a lo más alto solo o acompañado de amigos.
Hoy, con 76 años, sigo siendo el niño que fui aunque con menos energía y con más prudencia. No he perdido un ápice de ilusión, me hace feliz lo que hago y me mantengo en una buena forma física (para mi edad…).
A lo largo de mis años de vida he residido en distintos lugares, he conocido variedad de gentes, amigos entrañables, amores de juventud fugaces.
De todo guardo recuerdos muy buenos, y, sin embargo, puedo decir que lo mejor que me ha pasado en los últimos años ha sido conocer a un grupo de amigos senderistas con quienes he compartido sendas, travesías, ferratas… y hasta parapente… (y dispuesto aún a lo que venga).
Y es que además de un GRAN MONTAÑERO, Valentín era por encima de todo UNA DE LAS MEJORES PERSONAS  que seguramente conozcamos en nuestra vida. Cada salida con él era una auténtica lección de HUMANIDAD, la Grandeza de Valentín era de tal magnitud que sólo bastaba hacer una ruta con él, para darte cuenta de que estabas ante un ser verdaderamente mítico. Al principio te llamaba la atención que un abuelito de 77 años, pudiera caminar, no ya a tu ritmo, sino mucho mejor que la mayoría de nosotros. No digamos ya cuando el terreno se empinaba o llegábamos a una zona abrupta o complicada con tramos de trepada, donde se sentía como pez en el agua e incluso se ponía a pegar saltitos, caminar al filo del abismo o hacer piruetas, teniendo que llamarle la atención en mas de una ocasión. A lo que sonriente nos contestaba: “¡es que no puedo controlar a ese niño que llevo dentro!”.Una de sus aficiones favoritas es la lectura y lee con tal interés y capacidad de retentiva que sin darse cuenta se transforma en una tremenda fuente de saber, abarcando temas tan diversos como la medicina, psicología, música, literatura, política, economía, geografía,  historia, sexología, botánica, geología y no digamos ya la zoología. Hasta el punto de que para muchos de nosotros era una  ENCICLOPEDIA ABIERTA, como uno de aquellos Grandes Filósofos de la Grecia Clásica o incluso mejor, porque a su gran capacidad de saber transmitir sus conocimientos y compartirlos generosamente, había que añadir su simpatía y su inteligente sentido del humor.
Y es que Valentín no sólo fue un gran lector, sino un magnífico estudiante hasta donde las circunstancias de la vida le permitieron, en la Calvo Sotelo de Puerto Llano y su posterior destino en Málaga. LLegándose a codear con Ingenieros y altos cargos de la Empresa, hasta el punto de que hasta sus propios jefes le consultaban. Además llegó a empezar una novela policiaca que mas tarde rompería porque era un perfeccionista nato y mas exigente que nadie consigo mismo. Conformándose con escribir alguna que otra poesía de vez en cuando, como la que ahora sigue, una poesía preciosa que parece que fue escrita justo para este momento en el que hemos plantado estas dos encinas.
Título: GERMINAR
Soplando el viento recorre el bosque
refresca el árbol que el calor aploma
un ejemplar solitario de alcornoque
sirve de posadero a una brava paloma.

De una de las ramas coge una bellota
volando lejos a una amplia quebrada
intenta comerla pero cae y rebota,
entre la hojarasca queda enterrada.

La tierra la acoge con sumo cuidado,
la envuelve en su húmedo y cálido manto.
Ella sabe que el ciclo ha comenzado.

Raíces profundas han penetrado
en busca del ansiado alimento.
La vida de pronto de nuevo ha triunfado.

La tierra le dijo al fruto caído:
- yo te acojo, deseosa penétrame,
nuestra unión no quedará en olvido.

Nuevos árboles con sus retoños
formaremos nuevos bosques,
daremos sombra y frutos en los otoños.

También daremos cobijo y madera
a esos seres que pueblan la tierra
aunque ellos sólo son destrucción y guerra.

Estoy preocupada con esta especie,
son caducifolios cerebrales:
no ponen remedio a sus males.
Homo sapiens (apellido equivocado),
¿Para este destino ha evolucionado?
Finalizada la lectura el sendero se transforma en poesía y conforme nos vamos acercando al mágico paso de Las Escalerillas Árabes, donde Valentín se deshacía en elogios ante la belleza del paisaje por detrás y por delante, quienes vienen por primera vez e incluso quienes ya repetimos no podemos dejar de maravillarnos ante las impresionantes vistas aéreas que cada vez nos hacen sentir mas cerca de Valentín, que planea ahora por encima nuestra junto a los buitres que tantas veces estudió. 
Al sur el manto verde del pinar del Haza del río y la picuda silueta del cerro de Los Hornos y al sur el embalse de la encantada a los pies del tajo de su mismo nombre en la vertiente que contemplamos de la Mesa de Villaverde, sobre la cual se asienta el contraembalse. 
Mientras la magia aumenta con cada peldaño que vamos subiendo, como en anteriores ocasiones los escaladores con gran maestría suben y bajas por las paredes de La Pedrera y al llegar a lo mas altos de las mencionadas escalerillas. 
Mas concretamente al llegar a la base de la aguja rocosa que queda a la izquierda del sendero, éste es el momento de colocar el precioso azulejo que con gran generosidad ha encargado hacer 
nuestra amiga Herminia “A Meiga da rías Baixas” a su buena amiga Eva que también hoy nos acompaña.
Trepando riscos arriba se sube el Doctor Leal, cincel y machota en mano para acondicionar la pared salvaje y colocar tan magnífico azulejo, como ayudantes tiene a: Juan Antonio Villalba “El Corsario de Sierra Almijara” y Rafa Márquez “El Aristóteles de la Senda” se coloca con cariño, esmero y eficacia a partes iguales en tan emblemático lugar, aprovechando la ocasión para hacernos una nueva foto de grupo, inmortalizando el momento y como nueva muestra de respeto y cariño una tercera mención a Valentín:
Al que siempre recordaremos a Valentín amenizando nuestras rutas con sus animadas charlas rememorando sus aventuras de la INFANCIA en lo que debió ser una versión masculina de “Pipi Calzaslargas” en la durísima España de Postguerra. Nuestro Rey nace en Villaviciosa de Córdoba, pero a los pocos años sus padres se lo llevan a Puertollano, CIUDAD REAL, donde comienza la Leyenda y se hace famoso en aquel pueblo minero, donde se convierte en una especie de pionero de lo que hoy conocemos como DEPORTES DE AVENTURA: Una de sus travesuras favoritas es subirse a la copa de los pinos y amarrar una cuerda larga a la parte alta del tronco, para soltar la cuerda y dejársela caer a su grupo de amigos, que todos juntos y a la vez tiran con todas sus fuerzas de la cuerda hasta doblar el pino y sueltan la cuerda de golpe como si de una catapulta se tratase, quedando Valentín a merced del tremendo bamboleo para diversión suya y de sus amigos. Cada vez que se embarcaba la pelota en el colegio Valentín era el único que tenía permiso para subirse a árboles y tejados. Con apenas 7 años su padre, Juan, que le transmite su pasión por la Naturaleza, lo convierte en un auténtico espartano, pegándole unos tutes de hasta 40 kilómetros con jornadas de sol a sol, sin mas pausa que la del bocadillo, ya hiciera frío, calor o lluvia.
Ya de niño destaca por sus habilidades acrobáticas con el balón, que unidas a su velocidad y su dribling lo convierte en una mezcla de Gento ó Di Estéfano, de aquella época. Si hoy volviéramos a los años de su juventud le estaría disputando el BALÓN DE ORO, a Hiniesta, a Messi y a Cristiano.
Pronto comienza a trabajar en el sector industrial de la Minería de Puertollano donde se casa con su querida Enriqueta y tienen a sus dos primeros hijos: Victor Manuel y Laura. Debido a lo malito que se pone el pequeño por la polución de la minería, pide destino en Málaga, donde al cavo de los años nace su pequeña Verónica, a la que también transmite su pasión por la Naturaleza, pegándole buenas palizas por los Montes de Málaga, que tantas veces pateo o recorrió con su bicicleta, llegando a convertirse en uno de los mejores conocedores de este parque natural como bien dejó demostrado en las ocasiones que tuvimos el privilegio de visitarlo con él.
A todo esto desde muy joven sigue manteniendo el contacto con la Naturaleza y el Mundo de la Montaña, cada verano suelen ir de vacaciones a Puertollano, pero desde allí se pega sus buenas escapadas a Cazorla, con su compañero Juan otro fuera de serie, y coinciden con el equipo de rodaje de Felix Rodríguez de la Fuente, que a punto está de contratarlo. Asentado ya en Málaga, hará repetidas escapadas por Sierra Nevada, El Chorro, Grazalema y otras zonas de Andalucía, hoyando sus mas altas cumbres cuando algunos de los hoy aquí presente, todavía teníamos chupete o ni siquiera habían nacido y por supuesto a la antigua usanza espartana. Nada de guías de senderismo, ni GPS, pesadas mochilas de cuero, botas con punta de hierro, to tieso y parriba, sin senderos, ni caminos y durmiendo a la interperie escuchando a los búhos, zorros y lechuzas bajo la luz de la luna como testigo.
Valentín  trasladó su filosofía de vida, a su manera de caminar por la montaña con esa alegría y simpatía a la hora de reencontrarse con sus amigos en cada ruta, ese entusiasmo y esa energía a la hora de afrontar esas rampas tan duras que con frecuencia nos encontramos en el camino de la vida. Y cuando llegaban las dificultades, su valentía, su osadía y su generosidad para tendernos la mano a quienes se nos atragantaban los pasos mas difíciles. Apaciguándonos con su voz serena y al mismo tiempo enseñándonos cómo teníamos que afrontar ese paso la próxima vez.
Una de las cosas que siempre deberíamos recordar quienes lo conocimos muy de cerca es lo que nos solía decir: que las cosas que nos hacen enfadar no son importantes y que si tienen importancia lo mejor es quitársela, que absurdo y que gasto de energía tan grande es guardar el rencor o el resentimiento en nuestros corazones. ¡Que pérdida de tiempo tan absurda, mientras la vida se nos pasa en un abrir y cerrar de ojos!.
Yo he tenido la gran suerte y el enorme privilegio de compartir con Valentín, mas de 120 rutas.  Desde que nos conocimos en junio de 2008 hasta el pasado mes de julio, Y os puedo asegurar que cada salida con él era una auténtica lección, no ya de saber caminar y disfrutar de la montaña y la naturaleza, que es la afición que nos une a todos. Sino, de humanidad, de educación, de generosidad, de saber estar, de cultura, eran auténticas  lecciones de vida. Yo me sentía como Luck Skywalker recibiendo lecciones del Maestro Yoda. 
Sirva de ejemplo, nuestro primer encuentro como a él le gustaba recordar, fue el inicio de una GRAN AMISTAD: Él solía decir que él y yo éramos la versión moderna de “Roberto Alcázar y Pedrín”. Era un viernes 27 de junio 2008 y quedo con Manuel Manzanares en Jayena, para realizar la ruta del río Bacal uniendo el arroyo de Las Golondrinas y el arroyo Almijara y cuando me acerco al punto de encuentro veo que Manolo ha venido acompañado por un abuelito con pinta de enclenque y me digo: ¡Coño, con el abuelito, no vamos a llegar ni a la mitad del camino!. Nos presentamos con cara de pocker y a los pocos metros Valentín dice: “¡Vaya por Dios, Manolo, otra vez me voy a tener que quitar las botas para recolocarme las tiritas de los dedos!”, me quedo mirándole y muy socarronamente le digo: “¡Abuelo, coño, pronto empezamos…!”. El pobre no sabe como excusarse y al instante retomamos el sendero que en poco mas de 500 m nos lleva hasta una cornisa de terruños desprendidos:
 Valentín pasa como si tal cosa y con una rapidez alucinante, Manolo pasa extremando las precauciones  y yo me acerco con bastantes dudas y al primer intento, casi me voy barranco abajo. Por lo que les digo: “¡ustedes seguid adelante, que yo daré un rodeo por arriba y os alcanzo!”. Tras dar un rodeo, los alcanzo y llegando hasta él me inclino ante él y le digo: “¡Valentín,  en verdad te digo que eres un grande entre los Grandes!” y así fue como comenzaría una historia de amistad inolvidable.
Volviendo al momento de nuestra ruta homenaje, retomada la marcha, remontamos la suave pendiente que quedaba hasta el collado de La Pedrera desde donde ya tenemos ante nosotros unas vistas grandiosas del Huma, cuya cumbre comienza a cubrirse por un frente de nubes que parece haber quedado anclado allí arriba, en contraste con el cielo azul, bajo el que caminamos en una mañana resplandeciente. 
Al llegar a este collado hay dos opciones el sendero de la izquierda que en dirección suroeste nos lleva hacia las ruinas del cortijo del Sabucón a nuestros pies o el sendero de la derecha que es el que tomamos finalmente para dirigirnos hacia el cortijo del Pedrero, pero no en línea recta, para no pasar por en medio del terreno cultivado, sino un tanto hacia el noroeste.
Mas concretamente hacia una era por la que pasaremos entre almendros y campos cultivados hasta llegar finalmente hasta el mencionado cortijo donde nos despedimos de gran parte de la comitiva que ha venido desde Ronda encabezada por: “El Aristóteles de la Senda”, “Don Fernando el Diácono” con su hijo Javi, María Ortiz, Nieves Lobato y nuestra querida artista: Eva, que inician desde allí su camino de regreso al Chorro. Quedando con nosotros Herminia y Jorge “Aterriza como puedas”.
Una vez dejamos escondido el palaustre, pues por allí vamos a regresar, cogemos pista arriba, que abandonamos poco después hacia el mar de palmitos gigantes que se encuentra al pie de la enorme falla por donde subimos como si de una gran escalera del Jurásico se tratara. El terreno se empina y el grupo se estira mientras una voz resuena desde arriba: ¡Hermanos si os veis caminando solos por verdes prados y empinadas laderas el rostro bañado por el sol, que no os cause temor, porque estaréis en el Eliseo y ya habréis con Valentín, lo que hacemos en Vida tiene su eco en la Eternidad: Honremos hoy la memoria de nuestro Gran Amigo Valentín, EL REY DE LA MONTAÑA, Dios salve al Rey!. 
Finalizada la parada técnica al final de tan empinada rampa, reemprendemos la marcha manteniendo dirección noroeste, es decir como si por un rato estuviéramos dejando la cumbre a nuestra derecha, hasta que llegados a la divisoria de aguas, donde el viento norte se hace sentir, giramos a la derecha mas de 90º encaminando nuestros pasos hacia la base del tercer tramo escalonado, el paso conocido como “El Embudo” que vuelve a estirar el grupo ralentizando la marcha por lo exigente de la pendiente, el alto tamaño de algunos escalones, en un tramo tan bello como agreste, al que con sabio criterio renuncian: “La Rosa de la Comarca” y Guillermina, regresando sobre sus pasos hasta las inmediaciones del cortijo del Pedrero, donde mas tardes nos reencontraríamos.
Cuando la mayor parte del grupo pasa el embudo, para no seguir parados en medio de tan intenso frío, donde cada uno tiene que echar mano de todas las prendas de abrigo, nos encaminamos hacia el cercano Mirador del Rey, que nos encontramos totalmente inmerso entre las nubes. 
¡Cuando por fin localizamos el lugar ideal para colocar la placa!, en la vertiente norte del mismo, nos informan de que nuestro maestro de Obras el Doctor Leal, está haciendo de buen samaritano con Brida “La Suiza sin reloj” que a pesar de haber sido advertida de que esta ruta era muy dura para ella y que lo mejor era ir a la ruta del día siguiente en los montes de Málaga, se empeña en llegar como sea hasta la cumbre, aunque sea a costa de lastrar a todo el grupo. 
¡Por fín! Llega el Doctor Leal, que con ayuda del Corsario de Sierra Almijara y del Padre Carras, descendiendo a una cornisa que los sitúa al filo del abismo y literalmente entre las nubes, para no dejar la placa al alcance de desaprensivos y salvajes de los que no está exenta ninguna montaña (recordad el impresionante amonite que fue expoliado en este mismo lugar), jugándose el físico y con los dedos y “otros miembros” casi congelados consiguen colocar la placa, una vez que funden el pegamento y la masilla que se había quedado literalmente solidificado, quedándonos con la duda de hasta que punto resistirá la placa, las envestidas del viento, la lluvia o la nieve en tan bonito, pero al mismo tiempo agreste lugar. (Quien haya tenido paciencia para llegar a estas alturas de la crónica que no se olvide llevar silicona y/ó pegamento para chapas sobre piedra en su próxima ascensión al Huma, que valentín cuyoa espíritu estará siempre allí presente te lo agradecerá).
Una vez fijada la placa con largos minutos de presión con las manos del Corsario y el Doctor sobre la misma y las bendiciones del padre Carras, los compañeros allí presentes aplaudimos, casi sin sonido por los guantes que llevamos puesto y el acuciante viento que arrastra el mar de nubes en el que estamos inmersos y bajo el cual reanudamos nuestro caminar hacia la cumbre en paralelos a su arista que estuvo nevada el día anterior como atestiguan los restos que aún podemos ver. 
Por fin llegamos al vértice geodésico, foto facebook, “¡un, dos, tres por mí primero y por todos mis compañeros!”.
Foto de grupo y llamada de atención a todo el mundo para congregarnos alrededor del vértice en el punto mas cercano al cielo de la montaña mágica, guardando un minuto de silencio, ¡pero un minuto de verdad, como tan acertadamente sugirió Héctor “El caimán de Puente Genil” con gorrito de lana a lo macho pichi con sus dos trencitas. 
En verdad os digo que el minuto de silencio fue impresionante, a pesar de ser un grupo tan grande allí no se oyó ni una mosca, ni la mas mínima risita, ni la típica bromita, como si estuviera pasando “El Silencio” por calle Placentines al salir de la Catedral.
Todavía se me ponen los vellos de punta recordando tan emotivo homenaje. ¡Un homenaje digno de un Rey! Como es el Huma y todo el entorno del paraje natural del Desfiladero de los Gaitanes, hacia el cual nos disponíamos a descender, regresando sobre nuestros pasos. 
Una vez que dejamos atrás la zona de cumbre, dejando atrás la cornisa intermedia que nos separa de ésta y de sus amplias laderas, el cielo pareció abrirse de nuevo ante nosotros, pactando seguramente Valentín con el Dios Eolo, para que las temperaturas subieran y el aire dejara de soplar, siendo el momento propicio para almorzar con bonitas vistas sobre la Pedrera, el curioso contrambalse de la Encantada sobre la Mesa de Villaverde, el hacho de Álora, la sierra de Aguas y otras sierras hacia el  Levante y el Sur de Málaga.
El almuerzo es muy agradable, pero consciente de que las rutas largas se convierten en una contra reloj por la temprana hora a la que llega el ocaso en esta época del año nos ponemos en marcha y en un periquete comienza el desfile ya en sentido descendente por las escaleras de la falla.
Reagrupándonos en las inmediaciones desde el cortijo del Pedrero, donde el grupo se va a dividir en tres, unos tiran pista arriba, para enlazar con el final del sendero (pista) del haza del Río, por la que ahora regresarán en sentido descendente. Celia la Hechicera du Sao Paulo y su hijo Darío “El Magnífico” que ha venido desde Granada para la ocasión a pesar de tener un examen al día siguiente (tal era su cariño y admiración por El Rey de la Montaña” deciden regresar sobre sus pasos, encaminándose hacia las Escalerillas Árabes y el resto del grupo principal continuamos el descenso por el accidentado, pero muy entretenido y espectacular corredor del Sabucón, una especie de Valle inclinado por el que descendemos desde el cortijo del Pedrero:
LLevando a nuestra derecha los tajos del Estudiante, a la izquierda las paredes de La Pedrera, mientras vamos esquivando un mar de palmitos gigantes como si del Jurásico se tratara, pasando poco después junto a las ruinas del cortijo que le da nombre a este corredor y un kilómetro mas allá poco después de dejar una gran covacha a la derecha, llegamos a la cabecera de la enorme Pedrera por la que tanto disfrutaba Valentín lanzándose a tumba abierta, intentando imitarle con todo el entusiasmo del mundo para deleite del personal, aunque sin llegar a rebasar su insuperable plusmarca del Jurásico 2009, llegando en a penas unos minutos al mirador del Desfiladero de Los Gaitanes.
Donde nos volvemos a reagrupar todos y desde donde tranquilamente descendemos hasta llegar al punto de inicio en el parking de la Estación del Chorro, pasando junto a hitos históricos como el Viaducto de Los Albercones, el antiguo colegio-iglesia y otras construcciones del antiguo poblado del Chorro, que tan lleno de vida estuvo mientras todos los trabajadores de las presas que ahora vemos vivían allí junto con sus familias, en aquellos tiempos en que Valentín era uno de los primeros en hacer senderismo por su camino, “El Caminito del Rey”, ¡DIOS SALVE AL REY!.
Todo lo que aquí hemos mencionado a penas hace justicia a la Grandeza de nuestro queridísimo amigo Valentín. Sin embargo, resulta muy significativo la cantidad de mensajes que pudimos leer en facebook, inmediatamente después de conocerse la noticia de su fallecimiento. Mensajes que en muchos casos, fueron escritos por personas que coincidieron muy pocas veces con él o que incluso ni siquiera llegaron a conocerlo en persona y es por ello que desde nuestro punto de vista adquieren mayor valor y son fiel testimonio del magnífico recuerdo que siempre nos acompañará a lo largo de nuestras vidas. ¡Que gran consuelo saber, que el día que nos llegue la hora nos estará esperando allí arriba el mejor guía que hayamos podido tener, conquistando las mas altas cumbres de otros Himalayas y los techos provinciales de las cumbres celestiales!.
He aquí algunos de los mensajes de facebook , una vez que se comunicó el fallecimiento de Valentín:
Salvador Moreno “Geyperman” Ahora tendremos otra mano más que nos proteja, porque siempre estará con nosotros.
Jose Antonio Luque Romer ”El Vigilante de la Playa” Aunque tenía noticias de su estado , nunca quieres oír que ocurra lo inevitable , pero en este momento no se porque solo tengo recuerdos de vitalidad , de alegría , de que nunca es tarde para disfrutar de la vida , la naturaleza y que nunca dejamos de ser nińos si lo seguimos sintiendo dentro de nosotros , cuantos de nosotros que lo conocimos hablamos , cuando sea mayor quiero ser como el , pues el nos enseńo que es posible.
El rey de la Montańa
Francisco Gómez Luy “El Cicerone de Baelo Claudia” Realmente ha sido un ejemplo para todos nosotros de que los años no importan si tienes esa vida dentro! Te echaremos de menos en nuestras rutas!!!
Félix Rodríguez Aguilar Mis mas sincero pésame a la familia.Un ejemplo para todos.
Ana Maria Serran”Venus de Boticcelli” Siempre estará en nuestras montañas. Mi mayor cariño para todos los q compartimos su ETERNA JUVENTUD.
Isi Olivares Fernánde “El Ilusionista” Desgraciadamente no llegué a conocerlo, a punto estuve un par de ocasiones. Mi más sentido pésame a su familia y a sus compañeros del club que tuvieron la fortuna de compartir con el inolvidables momentos. No sé que extraño sentimiento me invade de tristeza y emoción, a pesar de no haberlo conocido.
Jopitos Lolailos Dios mio cuanto voy a echar de menos sus abrazos, sus animos y su cariño. Ojala algun dia pueda ser como el y llegar a sus años trepando montañas. Descansa en paz Valentin. Tu seguiras en cada uno de nuestros pasos.
Cristina Lope”La Dama de Itálica” Una persona que se hacia querer . Nunca olvidare esas fotos rodeado por todas las mujeres. Su entusiasmo y energia que nos contagiaban a todos . Un abrazo para toda su familia.
Carlos Tapi ”El Retratista de Atardeceres y Amaneceres” Me he quedado sin palabras. El "niño", como él mismo se denominaba, y sus travesuras. Que pena me ha dao....
Manuela Cuesta y Reinaldo Jiménez “Los Senescales de la bahía”: Qué triste noticia!!! le echaremos de menos. Descanse en paz el Rey de la Montaña.
Carlos Guerrero Barragá”El Mariscal de la Translíbica” Ha muerto con las botas puestas. Me quedo con su humanidad, con sus cosas, y con su tirar adelante siempre. A los que más le tratasteis, mis sentidas condolencias, porque fuisteis también su familia.
Celia Barreira “La Hechicera du Sao Paulo” ¡Que tristeza chicos! Nos hemos quedado huerfanos de su alegria y fuerza. Si hay otra vida y otro mundo que tenga muchas montañas para hacerle feliz.
Fernando y Ana Bueno Castillo “Los Duques de Juanar”: El espejo donde todos nos queriamos ver reflejados se ha quebrado. Valentin vas a seguir cabalgando por las montañas en cada uno de nuestros corazones. TE QUERREMOS SIEMPRE
Juan Gómez González “El Coloso de Casarabonela” Qué tristeza!!!. Descanse en paz. Gran pérdida. Siempre serás nuestra referencia.
Sean M W Brown “El Canadiense Errante” (desde Canadá): Desde luego que fue una gran persona y cualquiera, conociendolo o no, se lleva una idea de lo mucho que nos ha importado/tocado/inspirado por los mensajes aqui puestos. Que descanse en paz (aunque sea subiendo montañas en el mas alla) a la vez que siga vivo en nuestras memorias. Propongo una ruta anual en honor al REY de la montaña! He will be missed.
Macarena Romero Gallardo D.E.P Valentín, de todas las veces que coincidimos puedo recordar tu alegría, tu fuerza, tu gran amor por las montañas y esa gran energía que te caracterizaba! Fuiste un ejemplo a seguir. Mi más sentido pésame a la familia y amigos.
Antonio Muñoz Vilches Si señor, descanse en paz, era un hombre envidiable, que con su edad, hacia cosa que a los demás nos costaba trabajo, y su buen hacer siempre haciendo deporte según me contaba el año pasado en el camping del Genal, que Dios lo tenga en la gloria, yo voto por esa ruta Rafa, un saludo.
Bartolome Ortega Marquez “El Curtidor de Ubrique” Nunca nadie me enseño tanto de la vida en el poco tiempo que coincidimos .Gracias Valentin
Jorge Castrillo Orellana “Aterriza como puedas” Una persona que transmitia fuerza y alegria, placer poder escucharlo y un privilegio haber coincidico con él, te recordare!!! Mis mas sentido pesame y cariño para su familia.
Antonio Francisco no coincidí nunca con el, sin embargo es como si lo hubiera hecho ,gracias a las cronicas y fotos de nuestro comandante del cual también me acuerdo en estos momentos. seguro que notaremos su ausencia. QEPD y mucho animo para sus familiares y amigos
M Jose Díaz García-Valenciano Que dios lo tenga en su gloria ,por la gran persona que era . Te echaremos de menos Valentin, Mi pesame a su familias y amigos
Fernando Ruiz Fernandez “Dopn Fernando el Diácono”Una gran perdida para todos. Era un referencia para todos, que lo veíamos con cierta envidia, como a su edad nos superaba a muchos y sobre todo con esa ilusión y ganas de vivir. Te echaremos siempre de menos Valentín.
Ildefonso Ruiz,Vendaval del MoncayoQuerido Valentin:
Estoy enfadado contigo, muy enfadado, por dejarnos huérfanos de tu compañía física, de tu alegría, vitalidad, y de tantas cosas, en las que siempre serás un referente, un ejemplo, una guía para esta asignatura en la que tu ya estabas aprobado, “Aprender a vivir”. Lo ves, me contradigo, ya no estoy enfadado, porque siempre estarás con nosotros.
Magdalena Mayor “La Pimentonera de Águilas” Descanse en paz y mi más sentido pésame a la familia. Ninguno de quienes lo hemos conocido olvidaremos su humanidad, su vitalidad, su bonhomía... Ahora vienen a la mente tantos momentos compartidos con él en la montaña, sus brincos, sus poesías, sus relatos ... :(
Rafa Cordero “El Elfo de los Dolomitas” Mis mas sentido pésame a la familia y mi mas sincera admiración a esta hombre que ha luchado por lo que más quería hasta su último aliento.
Un niño mayor pleno de sabiduría y vitalidad. Descanse en paz nuestro hermano Valentín.
Ana Mari Jurado En estos momentos solo nos queda recordar su humanidad, alegría y buen humos en todo momento y aunque todos digamos descanse en paz, esa paz seguro que es saltando montañas que seguro que las encontrará donde las hay. Siempre te recordaremos.
Costas Hadjisotiriou “El Pirata Chipriota” Una inspiracion para todos. Ojala pueda ser el 1% de lo que él fue. Adios amigo.
Miguel Becerra “El Maestro Jedi” Normalmente no suelo entrar aquí, no me gusta demasiado pero ahora la ocasion lo requiere para con mi amigo Valentín que patee muchas veces a su lado y que sepa que siempre que salgamos al campo llevare su espíritu en mi mochila, Bien lo sabe él. Se nos fue el Rey pero solo para andar en el Cielo. También mis condolencias a la familia
Rosa Blanco “La Rosa de Casarabonela” Nos queda tu sonrisa y tus brincos
Rafael Sancho González “El capitán de Fragata” Me acabo de enterar de la noticia y lo siento de verdad, hemos perdido a una gran persona, amigo y compañero. Hasta siempre
Pepe Cuenca “El Profeta del Peñón de Zaframagón” Acabo de saberlo, triste noticia. Un abrazo para todas y todos los que compartimos con él las vivencias de los caminos y montes.
Fran Ramirez Escribano Adiós amigo.
Jose Fernandez Rafa mi mas sentido pésame para su familia....tengo la verdad que ..un sentimiento, no sé, bellisima persona y lo que siempre decía lo grande que era .....
Héctor Reina Giménez “El Caimán de Puente Genil” A partir de ahora se os hará raro no llevarlo detrás en el coche con la cháchara.Hasta mis hijas se pusieron tristes cuando se lo comunicamos. Ángela incluso estuvo evocando el dia que lo conoció en el Castillo de la Estrella, en Teba. Recordando sus explicaciones acerca del porqué de la ubicación de los castillos y demás batallitas propias del Rey.
Salvador Vega “A mí la Legión” da igual la montaña que hagamos y donde sea el estara con nosotros en la cumbre era un grande de las montañas
Patricia López “La Chica que mirabaa las Estrellas” Grande en las montañas y en la vida, la amistad, la sabiduría. Creo que podemos decir que el tiempo que lo hemos conocido ha sido intenso, lo echaremos muchísimo de menos, creo que aún no lo podemos calcular
Mariana Raverta Cadario “La Princesa de San Petersburgo” De Valentín he aprendido muchas cosas. Una de ellas muy importante es "el culto a la amistad" tal y como él decía. Tenemos que seguir su ejemplo. Sus palabras, su risa, sus bromas, sus sabios consejos y sus profundas charlas nos acompañarán en todas las rutas. Siempre estará en nuestros corazones.
Jose Francisco Pino Leal “Doctor Leal” no cabe duda que somos fruto de nuestras vivencias doy gracias por haberme cruzado en el camino de mi vida con mi amigo Valentin gracias por todo lo compartido y se que siempre estarás entre nosotros.
Juan Ignacio Amador Tobaja ¡Además de Rey de la Montaña, era Rey de la Cultura General, Magnífica persona y Maestro Insuperable!. Muy certeras vuestras reflexiones. Yo tuve la Gran suerte de compartir alrededor de 200 rutas con él desde junio 2008, hasta julio 2012, saliendo juntos casi todas las semanas y algunas con dobletes. Desde luego cada salida al campo con él era una auténtica lección de vida. Pues a su Maestría en el caminar por la Montaña, se le unía su Grandeza en su sabiduría y generosidad, ofreciendonos lo mejor de él en el Sendero de la Vida. Cada salida con él, era una auténtica lección de los mas diversos temas. ¡Que pena, que por desgracia sea yo tan despistado y que el olvido sea la perdición del Hombre!. No obstante, quedarán muchas lecciones inolvidables en su improvisada y constante LECCIÓN DE VIDA Y ACTITUD, POSITIVA, OPTIMISTA Y VALIENTE en cada momento de la Vida.
Verónica García Prior Os agradezco a tod@s todas las palabras de buen recuerdo, agradecimiento y admiración por mi padre. Ya os podéis imaginar lo que yo siento, pues para mi no sólo era mi padre, sino también mi amigo, mi GRAN MAESTRO DE LA VIDA. Todo lo que soy y cómo soy se lo debo enteramente a él. Y es cierto, que cada vez que mi padre y yo nos veíamos era como una ruta que hacíamos juntos, y no sólo en la montaña (he estado vivenciando rutas desde que tenía un añito de vida -que me llevaba en sus hombros- hasta que cumplí los 17-18 años) sino en el día a día. Cada día que he pasado con él ha sido una lección de humanidad, de humildad, de sabiduría, de en fin ... un sin fin de TODO que no podría incluir aquí.
Verónica García Prior Quiero agradeceros a tod@s los buenos momentos que habéis hecho pasar a mi padre, pues sin duda lo habéis hecho inmensamente feliz en sus últimos años y ha podido disfrutar inmensamente, cosa que por desgracia muchas personas que abandonan este mundo no pueden decir. MILLONES DE GRACIAS.
Juan Ignacio Amador Tobaja Querida Verónica: soy yo quien te doy las gracias en nombre de todos. Porque cada una de las rutas que hemos compartido con tu padre estos últimos años han sido auténticas lecciones de sabiduría, abarcando los mas diversos temas desde la crisis económica a la medicina, psicología, literatura, cine, música, biología. Prácticamente abarcaba todos los campos del saber como los Grandes Filósofos de la Grecia Clásica. Su admirable forma de andar por la Montaña, afrontando las mas duras rampas y los pasos mas difíciles y complicados con absoluta facilidad, simpre alegre y Valiente (haciendo honor a su nombre). No eran mas que un ejemplo gráfico de si forma de afrontar EL CAMINO DE LA VIDA. Que de las muchas lecciones qie nos dio, sería la Principal que debemos recordar y llevar a la práctica permanentemente hasta que a cada uno nos llegue el momento de reunirnos con él. Mientras tanto, ese Gran Ángel de la Guarda en el que ahora se ha convertido estará siempre a nuestro lado.
Verónica García Prior Mil gracias Juani por haber estado SIEMPRE AHÍ. Sabes que mi padre te tenía un grandísimo afecto y sé que el tuyo hacia él era y es recírpoco. Ahora piensa que él estará SIEMPRE con todos nosotros, no sólo en nuestros recuerdos bellísimos de él, de su presencia y su filosofía de vida, sino también vigilándonos mientras su espíritu surca el techo celestial y liándola "parda", revolucionando el cosmo en el mejor sentido de la palabra. Por fin se ha visto logrado su mejor sueño: volar como un ave libre y riéndose con esa inigualable sensación de bienestar. Y aunque no podemos evitar aún en muchos momentos estar emocionados, no puedo evitar pensar en qué nos diría, algo así como: "Venga , vamos, si ahora estoy mejor que tod@s vosotr@s juntos. Además qué aburrido sería si vivísemos eternamente. La naturaleza es muy sabia y ha hecho al ser humano con una duración limitada. Si vivísemos eternamente no haríamos las cosas o no las viviríamos de la misma forma, pues no sabríamos disfrutarlas a tope. Sería un aburrimiento no vivírlas sabiendo que no hay peligro o riesgos." Él desde luego que ha vivido la vida, sobre todo los últimos años, a tope. Y eso es lo que se ha llevado. Y creo que él ha decidido perfectamente cuando irse: él siempre decía que para que una persona estuviera sin poder seguir difrutando a tope la vida, mejor irse de este mundo lleno de ataduras físicas. Y lo ha cumplido. Pero lo mejor es que lo ha cumplido VALIENTEMENTE con una sonrisa, como cuando yo me "despedí" de él. El lunes por la tarde cuando me fuí del hospital le dí un beso, me sonrió con una sonrisa supersatisfactoria mientras me cogía fuertemente mi mano y me pedía que le enseñara una foto de mi Sofía... No puedo seguir escribeindp la emoción me embarga...
Juan Ignacio Amador Tobaja Mi querida Verónica, tus palabras vuelven a emocionarme. Te leo a ti y escucho la voz de tu padre susurrándome al oído: "lo ves, Juani, todo lo que te conté de ella es poco para describirte la grandeza de su persona.






5 comentarios :

  1. Eduardo Campos11:22 a. m.

    Muchas gracias, Juani, por todo. Me ha encantado volver a ver a tantos conocidos en una excursion no por conocida menos impresionante. Va por Valentin

    ResponderEliminar
  2. Preciosa y emotiva crónica Juani; el sendero por esta vez, era lo de menos. Lo importante era el acto homenaje a Valentín, que lo has plasmado perfectamente y aunque siempre es dificil seleccionar las fotos, están todas las que hacian falta.

    El texto es perfecto, da gusto leerlo, las palabras tuyas, las de Valentín, y las de todos los demás a través de facebook que también has querido plasmar aqui.

    Ya puedes mandar imprimir el libro "COMANDO PRESTON" cuando quieras, con las 10 , 20 ... mejores entradas del blog, que te lo compraré el primero.

    Muchas gracias por esta crónica tan maravillosa, que seguro te ha llevado tus buenas horas delante del ordenador, y por eso qué mejor forma que esta, dejandote un comentario y mi reconocimiento.

    Tu amigo Antonio Francisco Gallego, La locomotora de ALhaurín, que por las causas que tu sabes, se perdió esta maravillosa salida.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3:30 p. m.

    Hola a Juani y a tod@s, soy Verónica (la hija de Valentín):

    Juani, me ha encantado esta maravilla de crónica a la que se ve que le has dedicado innumerables horas de trabajo y cariño. Mi padre estará orgulloso de tener a un gran amigo como tú y como tod@s compañer@s y amig@s con los que ha compartido la alegría de vivir en sus últimos años. Años que han sido muy enriquecedores para él. Esa alegría de compartir con tod@s vosotr@s esos caminos llenos de entrañables momentos como nos transmitía constantemente y que escuchábamos con total admiración y orgullo de saber que mi padre estaba muy féliz con vosotros sintiéndose como un niño-grande , con un alma superjuvenil.

    Qué felicidad se le reflejaba en su cara cuando venía a mi casa para contarnos sus rutas y experiencias. Y la alegría que le daba cuando le enseñábamos (a través de internet) y nos bajábamos las fotos de las rutas compartidas con vosotr@s. Tener por seguro que, aunque no os conocíamos en persona, pero sí por los innumerables relatos vivídos y contados por mi padre de cada un@ de vosotr@s os conocemos como sois. Y creénme que sentía verdadera devoción por vosotr@s.

    Cada un@ de vosotr@s hablais de lo agradecidos de haber estado y conocido a mi padre. Sin embargo, soy yo la que debe, debemos, dar las gracias por haber estado con mi padre en estos años, de haberle hecho feliz, de haberle entendido perfectamente, etc. Tener unos amig@s de la magnitud de cada un@ de vosotr@s es un tesoro. Muchísimas gracias por ser como sóis. Mi padre ha tenido, y tiene (seguro que lo lleva consigo allá donde esté) un gran tesoro como es vuestra inmejorable AMISTAD.

    ResponderEliminar
  4. Querida Verónica: Tus palabras son dignas de la magia que refleja la niña que sale en la última foto. Y somos nosotros quienes os agradecemos una vez mas, el lujo de habernos permitidos tan enriquecedoras y entrañables escapadas estos últimos años con tu padre, que hemos vivido casi con la misma intensidad que él, porque hasta en eso era inalcanzable.
    Un beso muy fuerte y una vez mas gracias en nombre de todos.

    Estimado amigo Antonio "Locomotora de Alhaurín", tus palabras te honran y hacen justicia al buen amigo que eres. Ya coincidiremos un día de estos. Gracias también a tí, Eduardo.

    ResponderEliminar